El ambiente tóxico también afecta a la estrategia de marketing digital

Comparte

Se habla poco del ambiente necesario para crear una estrategia de marketing digital y es casi tan importante como las propias herramientas. Aunque se puede aplicar a todos los sectores y trabajos, el mundo del marketing y la comunicación es oscuro, estresante, y a menudo implica un «juego sucio» que no se ve. No soy psicóloga, ni mucho menos, pero vivir de cerca estas situaciones me ponen casi en la obligación de hablar de la parte menos bonita del trabajo. Y es que un entorno tóxico puede acabar de raíz con lo bueno de un equipo, con sus ideas, y entorpecer enormemente el crecimiento profesional y personal.

Tener las ideas claras, las herramientas adecuadas y contar con entornos favorables son muy importantes a la hora de aplicar una estrategia de marketing digital. Pero, ¿qué me decís de las condiciones en las que se fragua todo eso? ¿No os parece igual de importante?  

Resultados negativos en la estrategia de marketing digital

Cuando hablo de entorno tóxico, me refiero a situaciones que afectan gravemente al rendimiento de las personas implicadas en el proyecto. No hablo ni mucho menos de afinidades o roces, esos que suceden en momentos de estrés y que al día siguiente se han olvidado. Todos somos humanos. Mas bien, a ese tipo de personas cuyo objetivo es mermar la capacidad del equipo.  

Este tipo de situaciones pueden tener un efecto muy negativo sobre una persona, no solo a nivel profesional, también a nivel personal. Cuando se sostienen a lo largo del tiempo causan frustración, mucha frustración, porque suelen ser situaciones incómodas difíciles de atajar. Cuando alguien llega al extremo de crear malestar o provocar momentos complicados a otros compañeros, suele ser difícil aclarar las cosas o debatir manteniendo un tono de respeto. Por lo tanto, la persona o personas que sufren estas situaciones se ven impotentes ante la imposibilidad de solucionar el conflicto.  

Esta frustración hace gastar energías al equipo o la persona afectada en el problema en cuestión. Y mientras tenemos la mente en ello, no la tenemos en el trabajo, por lo que las consecuencias acaban siendo pérdida de productividad, de efectividad, de creatividad, de motivación…  

Pero os diré algo más que puede engordar el efecto: la pasividad del entorno ante este tipo de situaciones. Un mando que no atiende los problemas del equipo y no sabe confrontar a quien los causa solo afecta de una forma exponencialmente negativa.    Porque no hay nada peor para un equipo desmotivado, frustrado y enfadado, que verse además desamparado ante una situación insostenible e injusta.  

Veámoslo desde el lado del marketing. Si un eCommerce, por ejemplo, tuviera un fallo recurrente que afectara negativamente a la conversión, ¿qué haríais? ¿solucionarlo de inmediato o dejarlo pasar porque a pesar de ello sigue habiendo ventas? Lo más lógico y rentable para el negocio sería solucionar ese fallo para tener aún más ventas, más negocio, etc. Entonces, ¿por qué no se aplica la solución más rentable a las personas? ¿Por qué nos cuesta tanto zanjar esos problemas que están restando capacidades a la gente involucrada?  

¿Cuáles son las situaciones que provocan un ambiente tóxico?

  • Un miembro del equipo que no solo se atribuye todo el esfuerzo, sino que devalúa el esfuerzo de los demás y lo critica ante jefes y compañeros. 
  • Una persona de un equipo desautoriza la decisión de otro miembro, haciéndole de menos y dejándole en evidencia.
  • Se alza el tono de voz y la conversación sin motivos a otros compañeros solo para demostrar una posición de mando o superioridad. (Sinceramente, creo que nunca hay motivos para las formas o no debería).
  • Mentir a jefes y compañeros sobre la capacidad de otra persona, queriendo mermar la visión que los demás tienen de ella.
  • Hacer mal una tarea a propósito si esta va a repercutir negativamente en la visibilidad del trabajo de un compañero.
  • No incluir a alguien en un proyecto adrede, aún sabiendo que va a repercutir en su carga de trabajo y debería estar incluido para organizarse mejor.

Para las personas que se enfrentan a diario a estas situaciones, una exposición tan constante a conflictos les hace quemarse más rápidamente que cualquier proyecto con deadlines ajustados, creedme. Ir a la oficina todos los días pensando en qué momento tendrás que defenderte o serás atacado por intentar hacer tu trabajo lo mejor posible desgasta mentalmente a cualquiera.  

Si estáis ante algún tipo de situación parecida, sed fuertes, haced lo posible para ponerle solución y apoyaros en quienes os quieren. Porque salir de la oficina, llegar a casa y tener un entorno favorable y positivo lejos de esa toxicidad será un pilar fundamental para superar cualquier problema. Y no os sintáis mal por no centraros bien en vuestra estrategia de marketing porque la salud mental y el bienestar es el primer escalón para el éxito.   Ser bienvenidos a comentar vuestras experiencias y poder aconsejar a quienes puedan estar viviendo algo similar. 


Comparte